Montaje de mesas con bebidas, candiles y plantas para una boda en la terraza de Deloya Restauranet en Oviedo

Descubre el éxito de las bodas urbanas

Publicado por Deloya Restaurante el 8/11/2016

Esto es un alegato en favor de las bodas urbanas, las bodas en Oviedo. Hay vida, mucha, más allá de los castillos de cuento, las praderas infinitas y el verde que te quiero verde. Las bodas en la ciudad están hechas para los novios urbanitas y tienen su esencia en la propia vida y los hábitos de los contrayentes. ¿Por qué escapar hacia un campo cuando el resto de los días discurren en la ciudad? ¿Por qué volverse ‘boho chic’ por un día? Habrá quien lo tenga claro y utilice argumentos demoledores ante estas preguntas pero existirá también quien se plantee estas cuestiones.

Hay quien convierte el día de su boda en la antítesis de la línea vital por el que discurren sus pasos -para algo es un día único, un día especial- y quien opta por hacer del día de su boda una extensión, a lo grande, de lo que es en su día a día y de su personalidad. Son esas novias que quieren ir cómodas pero divinas, esos novios que se preocupan por que todo sea lo más sencillo posible, como en la vida.

Nos gustan las bodas en el campo, nos gustan los ambientes bucólicos en los que desplegar nuestra gastronomía – a través de nuestro servicio de catering participamos en decenas de ellas a lo largo del año- pero también nos gustan las bodas en la ciudad, los salones sofisticados, los recorridos a pie sin falta de tomar un autobús.

Nos encanta subir a la azotea para recorrer con la vista la ciudad en la que tantas cosas han pasado: la vida, con letras grandes, que a menudo escribimos con las pequeñas pinceladas de la rutina. Oviedo se presta a ello. Oviedo tiene millares de rincones y recovecos por los que pasear camino de la celebración de la boda. En pareja.

Las bodas son de dos. Sin duda. También son de muchos más. Cada vez más invitados recorren kilómetros y kilómetros para festejar en un mundo tan global. En las bodas asturianas hay ojos rasgados y las conversaciones discurren en inglés, francés, alemán… Vienen los primos de Madrid, el amigo de la infancia que enseña cocina en Hong Kong, el erasmus de Extremadura que vive en Barcelona… La comodidad de una boda urbana no tiene parangón.

A todos, mayores y jóvenes, les gusta bailar hasta cansarse. Y cuando esto ocurre, ¿qué? En las bodas urbanas no hace falta esperar al autobús. En las de Oviedo, dependiendo de la practicidad a la hora de escoger zapatos, casi no es necesario ni el taxi.

No existen bodas buenas y bodas malas. Con la experiencia acumulada desde que estrenaba el calendario el año 2006, lo tenemos muy claro. Por eso nos rebelamos contra los cánones estéticos y las modas y reivindicamos las bodas urbanas, las bodas con personalidad.

Estamos a tu disposición para dibujarla. Urbana y rural. Como tú seas pero siempre auténtica. Es nuestro consejo y nuestro equipo está formado para que ponerlo en práctica sea tan sencillo como soñarlo

Compartir:

Utilizamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de uso de cookies. ¡Gracias!

Entendido